La policía británica ha empezado una investigación sobre un presunto abuso racista.

Esta investigación se da partir de comentarios realizados en Twitter contra dos jugadores de Inglaterra luego de salir derrotados y quedar eliminados ante Italia en el partido de cuartos de final de la Eurocopa Ucrania-Polonia 2012.

Los jugadores del equipo titular de Inglaterra, Ashley Cole y Ashley Young fueron los afectados por los comentarios racistas realizados en la red social Twitter. También, el día del partido, desde las tribunas se escuchaban comentarios poco respetuosos hacia estos jugadores, debido en gran medida a que ambos erraron sus respectivos penales en la definición contra Italia en Kiev.

De esta manera, el día de hoy y en un comunicado oficial, la policía del Reino Unido anunció que se pondrá en la tarea de examinar los posibles delitos cometidos bajo la ley de orden público, luego de que la denuncia fuera presentada por un espectador inglés del partido del pasado domingo.

Los jugadores sin duda pasaron por alto los gritos e insultos que recibían del público británico que se encontraba en las gradas del estadio de Kiev, pero la policía británica no pasará por alto los comentarios ofensivos depositados en la red social.

Esta no es la primera vez que la policía británica toma en cuenta comentarios publicados en Internet e inicia una investigación sobre racismo y falta al orden público. No más en el mes de marzo, un simpatizante del Bolton Wanderers fue encarcelado por incitar al odio racial en Twitter.

Anuncios