Deportes en las guarderíasMuchos niños, desde la guardería, pueden tener dificultad para participar en deportes como el fútbol, el baloncesto o el béisbol. Estas son prácticas deportivas que por lo general requieren de habilidades excepcionales tanto en lo físico como en lo psicológico.

Para preparar a los más pequeños o quienes apenas empiezan en las escoletas, es pertinente el desarrollo de actividades apropiadas para un nivel de calificación que va entre los 4 y 5 años de edad. De esta manera, los profesores de educación física en las escuelas deben organizar actividades deportivas idóneas para este tipo de niños que los mantengan activos y que a la vez sean agradables de realizar.

Para empezar a realizar un buen entrenamiento físico en los más pequeños, una primera idea puede ser poner en práctica los diversos juegos de relevo que existen. Los juegos de relevo son un deporte divertido y competitivo pero con opciones ilimitadas. Los pequeños pueden hacer carreras de relevo como a tres patas, atando el pie derecho de un niño con el pie izquierdo de otro niño o utilizando un saco, donde los niños corren dentro de él dando brincos.

Con los niños también se pueden diseñar carreras de relevo creativas y divertidas al mismo tiempo, como las carreras con globos de agua en las que los niños tienen que ir rápido de un lugar a otro sin dejar caer el globo. Son muchas las ideas que se pueden implementar en este tipo de juegos.

La gimnasia es una excelente práctica, no sólo para los niños sino para las personas de todas las edades. La gimnasia ayuda a mejorar el equilibrio de los niños de escuela infantil; mejora la flexibilidad, la fuerza y la resistencia.

Cuando se habla de gimnasia esto incluye aprender a hacer volteretas y otros ejercicios en superficies acolchadas, utilizando barras de equilibrio, paralelas, camas elásticas, etc. Por ejemplo, con los niños se puede establecer una carrera de obstáculos que incorpore varias actividades gimnásticas. Sin duda la carrera de obstáculos debe ser simple, nada de complejidades de orden profesional.

Por último, se pueden transformar los deportes tradicionales como el fútbol para que sean apropiados para niños de guardería. Se puede realizar un partido de fútbol en una cancha de baloncesto o en la mitad de un campo de fútbol, usar pequeños arcos y una pelota más pequeña. Esto mismo se puede pensar con cualquier otra práctica deportiva.

Anuncios